HISTORIA DE LA JUSTICIA MILITAR




ROOSEVELT BRAVO MAXDEO
Egipcios E Hittas.- La Batalla de Qadesh (mayo del año 1274 a.C) se enfrentaron las fuerzas egipcias del faraón Ramsés II y las hittas de Muwataills. La batalla ocurrió en las inmediaciones de la ciudad de Qadesh, en lo que hoy es territorio sirio.
Ramsés II hizo formar a las tropas de los cuerpos de Amón y p Ra en una fila frente a sí y en presencia de los dignatario hitias capturados, el faraón tal vez personalmente – llevó a cabo al primer antecedente histórico del castigo que las tarde los romanos llamarían “diezmo”: “Mi majestad se puso ante ellos, los conté y los maté uno a uno, frente a mis caballos se derrumbaron y quedaron cada una donde había caído, ahogándose en su propia sangre…”

LA GUERRA DE TROYA
Homero: el primer gran historiados griego.
Sófocles: Ayax (Tragedia)
Esquilo: siete contra Tebas (Eteocles/Polinces/Creonte/Antígona)
Sófocles Antígona (Creonte/Hemon Euridice)

GUERRAS MÉDICAS
Primera guerra médica: Batalla de Maratón (1490 AC) Dario I- Milcíades – Filípides.
Después de la batalla de Maratón, Milcíades envió una parte de la flota contra las islas Cicladas, sometidas todavía a los persas. Ataco la isla de Paros, exigiendo a sus habitantes un tributo de 100 talento, y al negarse la ciudad le puso sitio, pero la defensa fue tan ardua que los griegos tuvieron que contentarse con unos pocos saqueos.
Los enemigos de Milcíades le acusaron de haber engañado al pueblo y le sometieron a proceso, en el que no se pudo defender por haber sido herido en un accidente y estar postrado en una camilla. Se le declaro culpable, salvando la pena capital común en estos casos por los servicios prestados antes a la patria, condenándole a pagar la elevada suma de 50 talentos. Poco después moriría a causa de sus heridas. Seria ahora Temistocles quien tomaría las riendas de Atenas.
Segunda Guerra Médica Las termipilas (Jerges y Leónidas)
Batalla de Salamna (Temistocles)

BATALLA DE PLATEA (PAUSANIAS)
La guerra continuo al volver el ejercito persa para invadir el Ática en el 479 a.C comandado por Mardonio bajo las órdenes de ferjes I. Mardonio ofreció la libertad a los griegos si firmaban la paz, pero el único miembro del consejo de Atenas que votó a favor fue condenado a muerte por sus compañeros.

TERCERA GUERRA MÉDICA
En este momento Temistocles es mal reconocido por el pueblo ateniense y es exiliado, de modo que huye a las fronteras del imperio arquémenida.
Cimón, hijo de Milciades, enterado de las instancias de Artajerjes I, avanza hasta la actual Turquía y derrota al ejército persa en la batalla del río Eurimedonte en el 467 a.C.
Tras esta gran victoria, Cimón decide que se debe de nuevo promulgar la amistad y paz con el pueblo espartano, pero los atenienses lo destierran.
Pericles, que dominó Atenas hasta su muerte en el 429 a.c. continúa la guerra contra Persia, solicita a Cimón su vuelta del destierro y firma un tratado de paz con Artajerjes I, el cual lo acepta, llamado Paz de Cimón.

GUERRA DEL PELOPONESO
La batalla de Arginusas.- enfrentamiento naval que tuvo lugar en 406 a C, durante la Guerra del Peloponeso. Una flota ateniense mandada por ocho estrategas derrotó a una flota espartana bajo el mando de calicrátidas.
Sin embargo, una tormenta impidió el rescate de los supervivientes de los 25 trirremes a tenientes dañados o hundido y una gran cantidad de marineros se ahogaron. Los ochos estrategas fueron depuestos de su cargo y se les ordenó que regresaran a Atenas en espera de juicio, dos de ellos Aristogenes y Protómaca, tuvieron por las otras seis acudieron, fueron encarcelados y condenados a muerte.
Los atenienses lamentaron su decisión y fueron interpuestos cargos contra los instigadores principales de las ejecuciones. Estos escaparon, pero Cafreno, regreso a Atenas varios años después y despreciado por sus conciudadanos, murió de hambre.
Monarquía romana.- Desde su fundación el 21 de abril del 753 a.c, hasta el final de la monarquía en el 509 a.c, cuando el último rey, tarquinio el Soberbio, fue expulsado, instaurándose la República romana.
República romana

SEGUNDA GUERRA PUNICA
Roma y Cartago (218 a.C) destrucción de Segundo hasta el 201 a C en el que Aníbal y Escipion, acordaron las condiciones de la rendición de Cartago.
Embajadores Romanos, vuestros ejércitos asedian Sagunto, cosa que les prohíbe un tratado, pronto asedian Cartago, las legiones romanas guiadas por los mismos dioses por lo que vengaron.
Hannon (Senado Cartaginés) exigen una separación de acuerdo con el tratado no se falte oficialmente a la palabra reclaman al culpable responsable del delito (..) y no sólo debe ser entregado como separación por la violación del tratado sino que aún en caso de que nadie lo reclama se habría que deportarlo al último con fin del mar y de la tierra relegarlo a un lugar desde donde no pudiese llegar hasta nosotros ni su nombre ni su fama, ni el pudiese turbar la situación de tranquilidad de la población, eso es lo que yo pienso (Tito Livio)
Tesino Trebia Trasimeno Cannas
Aníbal: hizo que azotaran y crucificaran al guía para escarmiento de los demás.
En Cannas murieron:
Uvio: 50,000
Polibio: 70,000
Quintiliano: 60,000
Apiano: 50,000
En la batalla del Trasimeno, Quince mil romanos resultaron muertos diez mil huyeron en desbandada Aníbal dejó marchar sin rescate a los prisioneros latinos, mando prender a los romanos.
Tras la batalla de Cannas, Aníbal ofreció la posibilidad de rescate por los prisioneros romanos. El senado se negó “¿Pensáis recuperar con dinero la posición que perdiste por cobardía y maldad? (…) su miedo y cobardía son la causa de su ignominiosa esclavitud”.

CONSECUENCIAS DE LA BATALLA DE CANNAS
Transcurrido el tercer año de la guerra púnica “El senado el primer día que celebró sesión, acordó que aquel año se impusiese tributo doble y que se recaudase la mitad de forma inmediata, para abonar en el acto su pago a todos los soldados exceptuados los que habían combatido en Cannas”.
Medidas censorias en Roma: se citaron a los que tras la derrota de Cannas planeaban abandonar Italia (Marco Cecilio Metelo) y a los prisioneros que ya en camino habían vuelto al campamento de Aníbal “A estos y a los anteriores se les suprimió el caballo, a los que tenían a expensas del estado y a todos se les dio de baja en su tribu, convirtiéndolos en erarios, igualmente se les dios de baja en su tribu y fueron borrados de las listas de jóvenes por no haber realizado el servicio militar durante cuatro años.
El senado Romano dispuso “que todos los señalados por Censores hiciesen el servicio como soldados de a pie y fuesen enviados a Sicilia para unirse a los restos del ejercicio de Cannas, tropas estos que no terminaban sus período de servicio militar hasta que el enemigo fuera expulsado de Italia.

BATALLA DE BENEVENTO
Tras vencer la batalla Tiberio Graco, pero habiendo notado flaqueza durante el combate en algunos dijo: “Antes de igualaros a todos con los derechos de la libertad no he querido calificar a ninguno con la nota de valiente o de cobarde, pero ahora una vez cumplido la promesa hecha en nombre del Estado, es prevención de que se pierda por completa la diferencia entre el valor y la cobardía, daré orden de que me den los nombres de los que acaban de provocar un secesión porque se debían culpables de la falta de combatividad, los citaré uno a uno y les haré jurar que salva en el caso de enfermedad, mientras dure su servicio militar comerán y beberán siempre de pie, sobrellevaremos esta sanción con más calma si tenéis en cuenta que se trata de la nota más benévola con que se podría calificar vuestra cobardía.

0 comentarios:

LENINISMO EN LA ÉPOCA ACTUAL


El Capitalismo en su versión Neoliberal se derrumba en todo el mundo, tal como lo previo Lenin.

El Neoliberalismo no resiste el avance de los pueblos, cansados de la injusticia y la sobreexplotación de las transnacionales.

Marx y Engels desarrollaron La Teoría del Socialismo Científico en la época del Capitalismo Pre imperialista y de la preparación del Proletariado para el asalto a la Fortaleza Capitalista.

El Leninismo, por su parte, fue la Teoría Marxista de la época del Imperialismo y la Revolución Proletaria con triunfos Históricos en Rusia (1917), China, (1948), Cuba (1959), Vietnam (1979), Corea (1952), Laos (1980), Kampuchea (1980), entre otros.

Todo esto demuestra que la doctrina del Socialismo Científico, desarrollada por Lenin corresponde también a toda una época del Desarrollo Marxista y no a una etapa, como pretendieron presentarla los falsificadores Revisionistas.
Hoy día los pueblos siguen levantándose en todo el mundo, con triunfos señalados en Asia, África, América y Latina.
Imperialismo y su crisis sucesivas.

Hoy llaman simple y llanamente "REBELIÓN DE LAS MASAS" a lo que es otra cosa que agudización de la lucha de ciases en su máxima expresión.
Este hecho está impulsando a los pueblos a protestar y en algunos casos, a las diversas formas de lucha para derrotar a gobiernos autoritarios, corruptos o entreguistas.

Un lucha en la cual viene perdiendo el Imperialismo empantanado en sucesivas crisis sistemáticas, cada vez más profundas e insalvables: Estados Unidos, Inglaterra, España, Italia, Portugal no se salvan.

Los pueblos en cambio, continúan triunfando en Egipto, Túnez, Afganistán y resistiendo en Libia, Siria, Irak e Irán.
No olvidemos que a nivel mundial se agudizan las contradicciones entre las fuerzas productivas altamente tecnificadas y las relaciones de producción Capitalista.

En toda sociedad dividida en clases, la ideología también tiene carácter de clase y, la dominante es la ideología de la clase que tiene el poder económico y político.

Por eso mismo, fortalecer la ideología de la clase obrera es fundamental. El marxismo – leninismo (socialismo científico) en la ciencia que estudia las leyes fundamentales de la sociedad, de la naturaleza y el pensamiento que rige la actividad de los trabajadores y de su anhelo por construir el socialismo. Es, pues, la ideología de la clase obrera y los partidos comunistas en todo el mundo.

En nuestra América el avance de los pueblos es indetenibie. Hace 12 años tos procesos de liberación se multiplican en diversidad de formas que van desde el Socialismo hasta reformas estructurales cada vez más profundas. Y propiciadora de nuevas revoluciones, como lo previo en su tiempo de Marx. Engels v Lenin.

Nuestro país no es la excepción. Todo lo contrario el triunfo de Gana Perú y la
convergencia y el PNP, lo confirma. Unidad que fue la clave del triunfo de Abril pasado y que debe cuidarse como la niña de los ojos.

En, suma, pues, la contradicción fundamental de la época sigue siendo entre el
Capitalismo agonizante y el Socialismo Triunfante en las dos terceras partes del Mundo.

0 comentarios:

LA DEMANDA DE DINERO



¿QUÉ ES EL “DINERO” Y POR QUÉ TODO EL MUNDO QUIERE TENERLO?
Por dinero entendemos el medio de cambio, lo que utilizamos para pagar las cosas, por ejemplo, los billetes y las monedas.
Cuando los economistas hablan de la “demanda de dinero”, se refieren a la cantidad de activos que se poseen en forma de billetes y monedas, cuentas corrientes y activos estrechamente relacionados con éstos y, desde luego, no a la riqueza o la renta genéricas.
El dinero es el medio de pago o de cambio. El dinero es lo que acepta generalmente en los intercambios.
¿QUÉ ACTIVOS CONSTITUYEN EL DINERO?
Antes el dinero era el medio de pago generalmente aceptado en los intercambios, pero también tenía la característica de que no rendía intereses.
Los componentes de la cantidad de dinero
En una economía, existe una inmensa variedad de activos financieros, que van desde el efectivo hasta complicados títulos que representan derechos sobre otros activos financieros.
M1 comprende los activos que pueden utilizarse directamente, inmediatamente y sin restricciones para efectuar pagos. Estos activos son líquidos. Un activo es líquido si puede utilizarse de una manera inmediata, cómoda y barata para efectuar un pago. Mº es el agregado que más se ajusta a la definición tradicional del dinero como medio de pago. M2 comprende, además, los activos que no son inmediatamente líquidos; por ejemplo, para retirar dinero de los depósitos a plazo, puede ser necesario avisar con antelación a la institución depositaria; los fondos de inversión en el mercado de dinero pueden fijar la cantidad mínima que puede retirarse por medio de cheques.
En M3 incluimos los activos que no vemos casi ninguno de nosotros.
L Comprende algunos activos líquidos que son sustitutivos cercanos del dinero, pero que no son en sí mismos dinero.
M2 Y OTROS AGREGADOS MONETARIOS
La segunda categoría mayor de activos de M2 está formada por los fondos de inversión en el mercado de dinero y las cuentas de depósito. Un fondo de inversión en el mercado de dinero (FIMD) invierte sus activos en títulos a corto plazo que rinden intereses, como los certificados negociables de depósito (CD) y las letras de Tesoro. Los FIMS rinden intereses y permiten a los propietarios de las cuentas girar cheques contra ellas. Las cuentas de depósito en el mercado de dinero (CDMD) son FIMD en bancos comerciales. Permiten a sus propietarios girar un número limitado de cheques al mes. Evidentemente, las CDMD y los FIMD se parecen mucho a los depósitos a la vista, pero también sirven como inversiones financieras.
LAS FUNCIONES DEL DINERO
Resulta imposible imaginar una economía moderna que funcionara sin dinero o algo muy parecido. En una economía mítica de trueque en la que no hay dinero, todas las transacciones implican necesariamente un intercambio de bienes (y/o de servicios) de las dos partes que intervienen en la transacción.
LOS COMPONENTES DE LOS AGREGADOS MONETARIOS
En este recuadro describimos brevemente los componentes de los agregados monetarios.
1. Efectivo: Monedas y billetes en circulación.
2. Depósitos a la vista:
3. Cheques de viaje.
4. Otros depósitos a la vista.
M1 =(1) + (2) + (3) + (4)

5. Participaciones en fondos de inversión en el mercado de dinero (FIMD)
6. Cuentas de depósitos en el mercado de dinero (CDMD)
7. Depósitos de ahorro.
8. Pequeños depósitos a plazo.
M2 =M1 + (5) + (6) + (7) + (8)
9. Acuerdos de recompra.
10. Eurodólares.
11. Depósitos a plazo de gran denominación.
12. Tenencias institucionales de FIMD.
M3=M2+(9) +(10)+(11)+(12)
13. Bonos de ahorro.
14. Aceptaciones bancarias.
15. Efectos comerciales.
16. Pagares de Tesoro a corto plazo:
L=M3+(13)+(14)+(15)+(16)
La unidad de cuenta es la unidad en la que se miden los precios y se llevan las cuentas. Los precios se miden en dólares y centavos y los dólares y los centavos son las unidades en las que se miden la cantidad de dinero.
¿EN MANOS DE QUIEN ESTÁN LOS BILLETES Y LAS MONEDAS EN CIRCULACIÓN?
Una parte del efectivo se utilizo para realizar actividades lícitas, pero una gran parte se emplea para financiar actividades ilegales, relacionadas especialmente con el narcotráfico, o se encuentra fuera de Estados Unidos. En muchos países que sufren graves problemas financieros, se prefiere la moneda americana a la moneda local.

LA DEMANDA DE DINERO: LA TEORÍA.
La demanda de dinero es una demanda de saldos reales. En otras palabras, el público tiene dinero por su poder adquisitivo, por la cantidad de bienes que puede comprar con él.
1. La demanda real de dinero no varía cuando sube el nivel de precios y no varía ninguna de las variables reales, como el tipo de interés, la renta real y la riqueza real.
2. En otras palabras, la demanda nominal de dinero aumenta en proporción al aumento del nivel de precios, dadas las variables reales que acabamos de especificar.
El tipo de interés del dinero se denomina tipo de interés propio y el coste de oportunidad de tener dinero es igual a la diferencia entre el rendimiento de otros activos y el tipo propio.

LA DEMANDA PARA TRANSACCIONES
No es probable que nos paguen exactamente en el mismo momento en el que tenemos que pagar, por lo que entre el ingreso de la nómina y el siguiente guardamos algún dinero para realizar nuestras compras.
Cuanto mayor es el número de desplazamientos al banco, mayor es la cantidad que genera intereses en la cuenta de ahorro.
La ecuación hace dos predicciones muy poderosas; la elasticidad renta de la demanda de dinero es ½ y la elasticidad con respecto al tipo de interés es –V39.

LA DEMANDA DE DINERO Y LA INFLACIÓN ALTA.
La demanda de saldos reales depende del coste alternativo de tener dinero. Ese coste se mide normalmente en función del rendimiento de otros activos.
Los hogares o las empresas pueden tener su riqueza no sólo en activos financieros, sino también en activos reales: alimentos, viviendas o maquinaria. Este margen de sustitución es especialmente importante en los países en las que la inflación es muy elevada y los mercados de capitales no funcionan satisfactoriamente.


LA VELOCIDAD DEL DINERO
La velocidad – renta del dinero es el número de veces que la cantidad de dinero da vueltas al año para financiar el flujo anual de renta. Es igual al cociente entre el PIB nominal y la cantidad nominas de dinero.
La velocidad – renta (que de aquí en adelante denominamos “velocidad”) se define de la manera siguiente:
P X Y Y
V = ---------------- = ------
M M/P
El concepto de velocidad es importante principalmente porque es un útil – instrumento para hablar de la demanda de dinero.
La teoría cuantitativa
La teoría cuantitativa del dinero, que conocimos en el Capitulo 5, permite analizar fácilmente la relación entre el dinero, los precios y la producción:
M X V = P X Y
La teoría cuantitativa clásica es la proposición de que el nivel de precios es proporcional a la cantidad de dinero:
V X M
P = --------------
Y

0 comentarios:

DERECHO MARITIMO




MARCO TEÓRICO
1.1. Definición
El derecho marítimo es la rama del derecho empresarial, corporativo, privado y mercantil que estudia y regula la actividad en los mares.
El particularismo y la autonomía del Derecho marítimo, se manifiestan por las condiciones técnicas y económicas sui géneris en las que se desenvuelve el transporte marítimo. Es evidente que el mar es impredecible y para los seres humanos muchas veces irresistible. Es así que un importante sector de la doctrina maritimista sostiene que la navegación impone al legislador su influencia para formar el complejo de reglas de excepción constitutivas del Derecho marítimo, las que se expresan en un sistema orgánico que responde a ciertas directivas particulares requeridas por las exigencias del mercado acuático; la singular aleatoriedad del tráfico marítimo en atención a los mayores riesgos de este modo de transporte, así como la comunión de intereses y de riesgo entre los agentes económicos partícipes de la denominada aventura náutica, son rasgos característicos de la particularidad del Derecho marítimo.

1.2. Arbitraje y Derecho Marítimo
El arbitraje en el Derecho Marítimo peruano tuvo un buen desarrollo bajo el Código de Procedimientos Civiles y bajo las normas del Código Civil.
En efecto, mucho antes de que empezara a echar raíces el arbitraje en otras ramas del Derecho en el Perú y mucho antes de la dación de la primera Ley de Arbitraje, ya existía el arbitraje como una alternativa de solución de conflictos en nuestra comunidad marítima.
En el Código de Procedimientos Civiles de 1912 donde no se encontraba legislada la excepción de convenio arbitral, encontrándose recogida tan sólo la excepción de incompetencia a la cual se debía asimilar la excepción de convenio arbitral o cláusula compromisoria.
Es así como en el antes anotado cuerpo procesal de leyes existía un Título V denominado Juicio de Arbitraje, donde a los efectos de lograr el otorgamiento del compromiso arbitral, nos veíamos obligados a desarrollar lo que llamamos el proceso de otorgamiento de compromiso arbitral.
- Quien otorgaba el compromiso en defecto de una de las partes era el Juez, ante quien debía recurrir el solicitante.
- Se proponía al Juez para su aprobación el texto de compromiso arbitral.
- Se procedía a designar al árbitro de la parte solicitante y a solicitar la designación del árbitro de la demandada por el Juez y luego a solicitar que el Juez requiriese a los árbitros nombrados el nombramiento del Presidente del Tribunal, para que luego del compromiso fuese remitido para su protocolización ante un notario público.
- Recién se daba inicio al arbitraje con la extensión de la respectiva escritura pública.
Bajo el marco procesal antes descrito y teniendo como marco regulatorio de fondo el Libro Tercero de nuestro vetusto Código de Comercio de 1902, que a su vez resulta ser en mucho una mala copia del
Código de Comercio de 1885, fue que se desarrolló bastante el arbitraje en el Derecho Marítimo peruano, pues la existencia de líneas navieras peruanas llevaba a que los contratos de fletamento se suscribiesen en el Perú y que en ellos fuesen insertadas, las llamadas en aquel entonces, cláusulas compromisorias o de compromiso arbitral por parte de las empresas públicas, para llevar todas las disputas al juicio privado en vista de que los procesos judiciales duraban entre tres y cuatro años, siendo que tuvimos así el honor de participar y observar arbitrajes en donde los presidentes de los tribunales ad-hoc.

1.3. Estructura y aspectos
Aplicación de la ley y fuentes
En la primera parte de la Ley General de Navegación y comercio Marítimo nos señala el ámbito a aplicación (art. 1) y de sus fuentes (art. 2). El Libro tercero del comercio marítimo no especifica es dos primeros artículos del anteproyecto pero en forma genérica el código de comercio tiene el mismo ámbito de Aplicación de la ley del anteproyecto, pero con la diferencia que el código de comercio en el libro tercero regula el comercio realizado por mar no comprendiendo las no lucrativas como el deporte y recreación, el anteproyecto es más especifico porque considera que la navegación acuática que tenga fines de pesca, de industria, de investigación científica, incluso recreo y deporte, son regulados por las leyes y reglamentos especiales incluyendo la presente ley cuando es aplicable.
En lo que se refiere a las fuentes, tanto el anteproyecto y el libro tercero del comercio marítimo tienen las mismas fuentes de aplicación.
El Derecho comercial esta expresada en la ley, los usos y costumbres, o sea, las prácticas consuetudinarias como expresión de la conciencia social no mencionada por el legislador, son las fuentes indiscutibles del anteproyecto y el comercio marítimo.

Navegación y Comercio Marítimo
Las relaciones jurídicas originadas o relacionadas con la navegación acuática que tengan fines de pesca, de industria, de investigación científica, de recreo o de deporte, serán reguladas por las leyes y reglamentos especiales y por la presente ley en lo que les sea aplicable.

Buques mercantes
Los buques mercantes constituirán una propiedad que se podrá adquirir y trasmitir por cualquiera de los medios reconocidos en el derecho. La adquisición de un buque deberá constar en documento escrito, el cual no producirá efecto respecto a tercero, si no se inscribe en el Registro Mercantil.
También se adquirirá la propiedad de un buque por la posesión de buena fe, continuada por tres años, con justo título debidamente registrado.
Faltando alguno de estos requisitos, se necesitará la posesión continuada de diez años para adquirir la propiedad.
El capitán no podrá adquirir por prescripción el buque que mande.

Buques y Artefactos Navales
Artículo 5º.- Artefacto naval.- Artefacto naval es toda construcción que no estando destinada para navegar, cumple en el agua funciones de complemento de actividades marítimas, fluviales, lacustres o de explotación de recursos, tales como diques, grúas, gabarras, ganguiles, chatas, pontones, plataformas flotantes, balsas u otros similares.

Los artefactos navales se regirán por las disposiciones contenidas en la presente Ley, en cuanto les sean aplicables.

Artículo 6º.- Identidad del buque.- El buque conserva su identidad aun cuando sus partes integrantes o pertenencias o su nombre sean sustituidos.

Artículo 7º.- Individualización del buque.- Los buques se individualizan por su nombre, lugar y número de matrícula y arqueo.

El nombre del buque no puede ser igual al de otro ya registrado. El reglamento regulará la concesión, uso y cambio de dicho elemento de individualización.

El lugar de matrícula es el del domicilio del Registro Público de buques donde se halle inscrito y su número de matrícula es el de su inscripción en dicho registro.

El arqueo del buque será determinado por la autoridad marítima, de acuerdo con los convenios internacionales de los que el Perú sea parte y los reglamentos pertinentes.

Adquisición de la Propiedad
Artículo 33º.- Adquisición de la propiedad.- La propiedad de los buques se adquiere por los modos reconocidos por el derecho común, sujetándose a la formalidad y publicidad establecidas en este Título.

También puede ser adquirida la propiedad de los buques:

1. Por la persona que encargó su construcción, en el momento señalado a tal efecto en el contrato o, en su defecto, en el momento establecido en el artículo 26;

2. Por el asegurador, en el caso de declaración de abandono válidamente aceptada, o judicialmente establecida;

3. Por el apresador, conforme a las reglas del derecho internacional;

La Hipoteca Naval
Artículo 45º.- Hipoteca naval.- Los buques pueden ser objeto de hipoteca naval, siempre que se encuentren debidamente inscritos en el Registro Público de Buques. Si la inscripción se encuentra en trámite, la hipoteca naval se anotará preventivamente, y una vez inscrito el buque ésta surtirá todos sus efectos desde la fecha de la anotación
La hipoteca naval otorga al acreedor los derechos de persecución, preferencia y venta del buque hipotecado.

Artículo 46º.- Formalidad para la constitución.- La hipoteca naval se constituye por escritura pública y debe inscribirse en el Registro Público de Buques para que surta los efectos que esta Ley le reconoce.
Cuando la hipoteca naval se otorgue en el extranjero la forma del acto se regirá por la ley del lugar de su otorgamiento, pero para que pueda producir efectos en el Perú, deberá constar por escrito, con firma autenticada por el cónsul peruano y deberá inscribirse en el Registro Público de Buques.

Artículo 47º.- Rango de preferencia.- La fecha de inscripción de la hipoteca naval en el Registro Público de Buques determina su rango de preferencia.

Artículo 48º.- Contenido del instrumento de constitución.- El instrumento de constitución de la hipoteca naval deberá contener:

1. El nombre y domicilio del acreedor y del deudor y, si se trata de personas jurídicas, su denominación o razón social y domicilio, salvo respecto del acreedor si la hipoteca ha sido constituida al portador;

2. Nombre del buque, clase, matrícula y la descripción de sus principales características técnicas;

3. El monto por el que se constituye la hipoteca que deberá ser de cantidad determinada o determinable;

4. Los intereses si se hubieren convenido, así como el plazo y el lugar del pago;

5. La naturaleza del crédito que garantiza la hipoteca, así como los demás pactos válidos;

Los Privilegios Marítimos
Artículo 60º.- Naturaleza.- Los privilegios marítimos gravan al buque sin necesidad de publicidad registral y lo persiguen aunque éste cambie de propietario, registro o bandera, excepto en el caso de ejecución forzada del buque.

Artículo 61º.- Créditos garantizados con privilegios marítimos.- Los siguientes créditos contra el propietario o el naviero, están garantizados con un privilegio marítimo sobre el buque:

Los sueldos y otras cantidades adeudados al capitán, oficiales y demás miembros de la dotación del buque en virtud de su enrolamiento a bordo del buque, incluidos los gastos de repatriación y las cuotas de la seguridad social pagaderas en su nombre;
Las indemnizaciones por muerte o lesiones corporales que ocurran en tierra, o en el agua, en relación directa con la explotación del buque;
La recompensa pagadera por el salvamento del buque;
Los derechos de puerto, canales y otras vías navegables y practicaje;

Naviero o Armador
Artículo 110º.- Definición.- Naviero o armador es la persona natural o jurídica que en virtud de cualquier título posee el buque, y que ejerce la gestión náutica en nombre propio.

Salvo prueba en contrario, se presume que el propietario del buque es su armador.

Los términos naviero y armador, se entienden sinónimos.

Artículo 111º.- Responsabilidad del naviero.- El naviero es responsable por sus propios actos y por las obligaciones contraídas por el capitán que se refieran al buque y a la expedición. También será responsable de las indemnizaciones en favor de terceros por los hechos u omisiones del capitán, oficiales y tripulación.

Artículo 112º.- Exoneración de responsabilidad.- El naviero estará exento de responsabilidad en los casos siguientes:

Por los hechos del capitán, oficiales o tripulación ajenos al buque o a la expedición;
Si quien demanda la indemnización hubiese actuado en complicidad o connivencia con el capitán, oficiales o tripulación ;
En los demás casos previstos en la ley.

Agente Marítimo
Artículo 153.- Actuación.- El agente marítimo es la persona que actúa por cuenta del propietario del buque, armador, capitán, porteador y fletador, en el puerto donde ejerce su actividad.

Artículo 154.- Funciones.- Son funciones del agente marítimo:

· Representar a su principal ante las autoridades
Recibir, despachar y avituallar al buque; efectuar trámites para el movimiento de pasajeros y, en general, atender al buque en todos sus requerimientos, desde su arribo hasta el zarpe.
Efectuar las operaciones portuarias y diligencias administrativas conexas a las indicadas en el inciso anterior.
Practicar las diligencias necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones emanadas de las autoridades competentes.
Brindar asistencia al capitán del buque para el debido cumplimiento de lo prescrito en el inciso 10 del artículo 144.
· Firmar en nombre del armador, capitán o fletador, los conocimientos de embarque y demás documentación necesaria, cuando se le haya conferido esta facultad.
· Recibir los conocimientos de embarque y autorizar la entrega de las mercancías a sus consignatarios.

Los Contratos de Fletamento
Artículo 171.- Modalidades.- Los contratos de fletamento regulados en este Título son:

Fletamento a casco desnudo ;
Fletamento por tiempo ; y
Fletamento por viaje, que podrá ser total o parcial.

Los demás tipos de fletamento se rigen por las normas del presente Título, en lo que les sean aplicables.

Artículo 172.- Libertad contractual.- Los contratos de fletamento se rigen por el principio de la libertad contractual, aun cuando se encuentren contenidos en documentos estándares de uso internacional y, por tanto, las disposiciones de este Título son supletorias de la voluntad de las partes.

Las Garantías
Artículo 416º.- Concepto de garantía.- Se entiende por garantía la declaración por la cual el asegurado se obliga a hacer o no determinada cosa, o a cumplir determinada exigencia, o mediante la cual afirma o niega la existencia de determinada situación de hecho.

La garantía deberá constar en la póliza o en documento anexo a ella y deberá expresarse en cualquier forma que indique la intención inequívoca de estipularla.

Artículo 417º.- Efecto del incumplimiento de una garantía.- El incumplimiento de una garantía libera de toda responsabilidad al asegurador desde el momento en que la garantía fue incumplida, siempre y cuando haya sido así estipulado expresamente en la póliza.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no se aplicará en caso que el asegurado acredite que el incumplimiento fue subsanado y que la garantía quedó cumplida antes de la ocurrencia del siniestro.

Artículo 418º.- Justificación y dispensa del incumplimiento de garantías.- El incumplimiento de la garantía resulta justificado en los casos previstos en el artículo 415 y también cuando debido a un cambio en las circunstancias, la garantía ya no sea aplicable al contrato celebrado.

Los derechos, obligaciones y cargas derivadas del siniestro
Artículo 458º.- Carga de comunicar el siniestro al asegurador.- El asegurado deberá comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro tan pronto sea de su conocimiento e igualmente deberá proporcionarle la información y documentos que el asegurador requiera para la liquidación del siniestro.

El incumplimiento por parte del asegurado de las mencionadas cargas faculta al asegurador a liberarse del pago de la indemnización que pudiese haber correspondido al asegurado, siempre y cuando dicho incumplimiento impida al asegurador la constatación y evaluación oportunas de las pérdidas o averías materia de la reclamación o de las causas del siniestro.

Artículo 459º.- Carga de mitigar las pérdidas.- Es deber del asegurado adoptar todas las medidas razonables a su alcance para evitar o aminorar el siniestro, así como mantener vigentes y ejercer adecuadamente todos los derechos y acciones contra los terceros responsables del siniestro. Los gastos de conservación o particulares en que con estos propósitos incurra el asegurado le serán reembolsados por el asegurador de acuerdo con lo previsto en los artículos 450º y 454º. El asegurador por su parte podrá intervenir en la decisión y adopción de tales medidas.

Las medidas adoptadas por el asegurado o por el asegurador con el fin de salvar, proteger o recuperar el objeto asegurado, en ningún caso serán consideradas como renuncia o aceptación de abandono, o como aceptación de responsabilidad por el siniestro, ni perjudicarán los derechos de cualquiera de las partes.

El incumplimiento del asegurado de los deberes de que trata este artículo faculta al asegurador a descontar del monto de la indemnización que corresponda, el importe de los perjuicios que le haya ocasionado dicho incumplimiento.

1.4. Comercio marítimo
En la Cuenca del Pacífico, el Perú tiene como principal ventaja competitiva, su posición estratégica al encontrarse ubicado en el centro del corredor del Pacífico Sur. Si conducimos bien la atracción de inversiones para modernizar nuestra infraestructura portuaria, podremos convertir nuestros puertos en hubs especializados, que transborden y distribuyan la carga de todo tipo generada por el comercio exterior de nuestros socios andinos y mercosureños. Otra ventaja competitiva en el Pacífico, se presenta por nuestra membrecía plena en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que nos acerca y vincula con las principales economías del mundo. Este acercamiento e interrelación comercial se constata este año 2008 en que el Perú ha sido un feliz anfitrión de las reuniones convocadas por dicho Foro. A lo anterior hay que agregar otras ventajas como la entrada en vigor del Acuerdo de Promoción Comercial Perú Estados Unidos ­mejor conocido como TLC con Estados Unidos que probablemente se dé en los primeros meses de 2009; los acuerdos comerciales que se han celebrado ­p.e.: con Canadá o que se están en proceso de negociación ­por citar algunos: con China, Corea del Sur, Japón, y la Unión Europea; más los Acuerdos de Complementación Económica (ACE), como el que se encuentra vigente con Mercado Común del Sur (MERCOSUR) , y el que se ha celebrado con Chile. 80 80 En esta línea, no hay que perder de vista la convergencia entre la CAN y el MERCOSUR, Chile, Guyana y Suriname que ha generado la constitución de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). 38 Como se puede apreciar nuestra ubicación estratégica que la geopolítica ha estudiado a profundidad y nuestros acuerdos comerciales los que se encuentran en vigor y los que se están negociando, tornan necesario que contemos con un Derecho positivo marítimo moderno, que nos acompañe a asumir los grandes desafíos del presente siglo. En este sentido, todos los sectores vinculados a la actividad marítima ­el Estado, la Academia, los armadores y usuarios, deberíamos hacer la sinergia necesaria para poder contar con un Código marítimo de vanguardia, pues los intereses del país en cuanto a tener presencia en los océanos así lo demandan. No podemos pretender hacer buenos negocios internacionales y contar con una infraestructura portuaria moderna, con el mantenimiento de un Derecho marítimo desfasado y anacrónico, y en esa línea si resulta necesario modernizar nuestro ordenamiento marítimo mediante la aprobación de la Ley general de navegación y comercio marítimo.

1.5. La pesquería
Para Roberto Torres Córdoba, el Derecho pesquero es el conjunto de normas pertenecientes al derecho público que tienen por objeto regular la actividad humana referida a la captura o sustracción de las especies o elementos biológicos que hacen vida normal en el agua.

Por otra parte hay que subrayar un elemento fundamental en nuestra definición: la explotación "racional" de los elementos hidrobiológicos, en cuanto a que el derecho pesquero pretende una explotación de las especies, pero con un justo equilibrio, es decir, el aprovechamiento de los recursos económicos, sin llegar al extremo de ponerlos en peligro de extinción o que el ecosistema sufra grave deterioro.

Para ello, la legislación pesquera prohíbe el uso de sustancias toxicas en la captura de las especies acuáticas; fija los lapsos de veta, atendiendo a los periodos de reproducción, determina el uso de redes que solo permitan la captura de especies bajo ciertas medidas; impulsa la acuicultura, así como los estudios científicos y tecnológicos, etc.

También, establece los requisitos y condiciones que deben cubrir las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, para poder aprovechar los recursos hidrobiológicos.

Finalmente, establece las facultades que poseen las autoridades para que los principios contenidos en la legislación pesquera se cumplan aplicando, en su caso, las sanciones correspondientes.

1.6. Marco Legal General
La Constitución Política del Perú de 1993, en su Art. 66° señala que los recursos naturales renovables y no renovables, son patrimonio de la Nación, que el Estado es soberano en su aprovechamiento y que por ley orgánica se fijan las condiciones de su utilización y de su otorgamiento a particulares. Asimismo el Art. 67° señala que el Estado determina la política nacional del ambiente, promueve el uso sostenible de sus recursos naturales. Por otro lado el Art. 68° señala que, el Estado está obligado a promover la conservación de la diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas.
En materia pesquera son numerosas las normas que la regulan, pero consideramos que la de mayor importancia es la Ley General de Pesca – Decreto Ley Nº 25977 que se dio después del auto golpe del 05 de abril de 1992 durante el gobierno de Fujimori. Tuvieron que pasar casi dos años para que esta Ley pudiera tener su reglamentación y es así que mediante el Decreto Supremo Nº 01-94-PE se aprobó el Reglamento de la Ley General de Pesca.

1.7. Normas del derecho marítimo
El Derecho marítimo ha de ser diferenciado del Derecho del mar, constituido por un cuerpo de normas de Derecho internacional que regula las relaciones jurídicas entre Estados, y no entre particulares y el Derecho del Mar no es más que una rama del Derecho Internacional que define los espacios marítimos y los derechos y obligaciones de los Estados en relación con los mismos.

En definitiva el Derecho Marítimo se diferencia del derecho del mar, ya que regula las relaciones privadas en el transporte marítimo.

El Derecho marítimo ha tenido una gran importancia histórica que se mantiene hasta nuestros días, siendo una rama muy importante del Derecho mercantil ( conjunto de normas relativas a los comerciantes en el ejercicio de su profesión, a los actos de comercio legalmente calificados como tales).

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM, Convención sobre el Derecho del Mar o Convención del Mar, a veces también llamada CONVEMAR) es considerada uno de los tratados multilaterales más importantes de la historia, desde la aprobación de la Carta de las Naciones Unidas, siendo calificada como la Constitución de los océanos.

Fue aprobada, tras nueve años de trabajo, el 30 de abril de 1982 en Nueva York (Estados Unidos) y abierta a su firma por parte de los Estados, el 10 de diciembre de 1982, en Montego Bay (Jamaica), en la 182º sesión plenaria de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Entró en vigor el 16 de noviembre de 1994, un año después de la 60ª ratificación (realizada por Guyana).

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar se caracteriza por confirmar el derecho internacional del mar vigente, al incorporar muchos aspectos de las Convenciones de Ginebra de 1958 y, además, por desarrollar progresivamente el derecho internacional del mar, al establecer nuevos institutos en la materia, como la zona económica exclusiva.

Tiene aplicación preferente, entre sus miembros, frente a las Convenciones de Ginebra de 1958; no obstante, las Convenciones de Ginebra siguen teniendo vigencia entre los Estados partes que no han adherido a esta Convención.

1.8. Mar territorial
La Convención establece que todo Estado tiene derecho a establecer la anchura de su mar territorial hasta un límite que no exceda de 12 millas marinas, medidas a partir de líneas de base determinadas de conformidad con la misma Convención.

Cuando las costas de dos Estados son adyacentes o se hallen situadas frente a frente, ninguno de dichos Estados tiene derecho, salvo acuerdo en contrario, a extender su mar territorial más allá de una línea media cuyos puntos sean equidistantes de los puntos más próximos de las líneas de base a partir de las cuales se mida la anchura del mar territorial de cada uno de dichos Estados. Salvo que por la existencia de derechos históricos o por otras circunstancias especiales, sea necesario delimitar el mar territorial de ambos Estados en otra forma.

1.9. Zona contigua
Establece una zona adyacente al mar territorial, designada con el nombre de zona contigua, con el objeto que el Estado ribereño pueda tomar las medidas de fiscalización necesarias para:
Prevenir las infracciones de sus leyes y reglamentos aduaneros, fiscales, de inmigración o sanitarios que se cometan en su territorio o en su mar territorial;
Sancionar las infracciones de esas leyes y reglamentos cometidas en su territorio o en su mar territorial.
La zona contigua no puede extenderse más allá de 24 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial.

1.10. Zona económica exclusiva
Reconoce una zona económica exclusiva, como un área situada más allá del mar territorial adyacente a éste, sujeta al régimen jurídico específico establecido en la Convención.
En la zona económica exclusiva, el Estado ribereño tiene:
Derechos de soberanía para los fines de exploración y explotación, conservación y administración de los recursos naturales, tanto vivos como no vivos de las aguas supra yacentes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar, y con respecto a otras actividades con miras a la exploración y explotación económica de la zona, tal como la producción de energía derivada del agua de las corrientes y de los vientos;
Jurisdicción, con arreglo a las disposiciones pertinentes de la Convención, con respecto a:
El establecimiento y la utilización de islas artificiales, instalaciones y estructuras:

La investigación científica marina;
La protección y preservación del medio marino;
Otros derechos y deberes previstos en la misma Convención.
La zona económica exclusiva no puede extenderse más allá de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial.

Plataforma continental
La plataforma continental es la prolongación natural de un continente, que queda cubierto durante los periodos interglaciares como la época actual por mares relativamente poco profundos y golfos. La plataforma nace, entonces, en la costa, y suele terminar en un punto de la comarca pendiente creciente (llamado barrera continental). El fondo marino tras esta barrera es el talud continental. Tras el talud está la elevación continental, que termina por unirse con el fondo marino profundo, la llanura abisal.

De acuerdo a la Convención, la plataforma continental de un Estado ribereño comprende el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio hasta el borde exterior del margen continental, o bien hasta una distancia de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial, en los casos en que el borde exterior del margen continental no llegue a esa distancia. A su vez, el margen continental comprende la prolongación sumergida de la masa continental del Estado ribereño y está constituido por el lecho y el subsuelo de la plataforma, el talud y la emersión continental. No comprende el fondo oceánico profundo con sus crestas oceánicas ni su subsuelo.

Los puntos fijos que constituyen la línea del límite exterior de la plataforma continental en el lecho del mar, deben estar situados a una distancia que no exceda de 350 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial o de 100 millas marinas contadas desde la isobata de 2.500 metros, que es una línea que une profundidades de 2.500 metros.

1.11. Derecho Marítimo y su incidencia en los tiempos de Guerra
El Derecho marítimo internacional convenido entre todas las naciones civilizadas regula el ejercicio del bloqueo marítimo en tiempo de guerra.
Un bloqueo es cualquier esfuerzo para evitar que suministros, tropas, información o ayuda alcancen una fuerza de oposición. Los bloqueos son la piedra angular de toda campaña militar y una opción valiosa en las guerras económicas contra una nación contraria.

Los bloqueos pueden tomar forma de diversas maneras, desde el ejercido por una simple guarnición de tropas a lo largo de una carretera principal hasta la utilización de docenas o cientos de tropas de tierra para resguardar un puerto, denegando su uso al enemigo, e incluso cortar e interrumpir emisiones de radio o televisión. Como operación militar, los bloqueos han sido decisivos en la resolución de muchas guerras.

Los bloqueos se planifican de acuerdo con cuatro reglas generales:
El valor del objetivo para bloquear
La potencia del bloqueo es igual o mayor que la fuerza de oposición
Disposición del terreno para ayudar al bloqueo
Previsión de fuerzas para mantener el bloqueo
Una nación en lucha con otra tiene derecho a evitar, siempre que pueda, que esta otra se abastezca por vía marítima impidiendo el tránsito por la mar de sus buques de comercio y de las mercancías a ellas consignadas que naveguen a bordo de buques neutrales, pero, a fin de humanizar la guerra, la acción de los corsarios está taxativamente regulada en el ejercicio de lo que se llama derecho de visita.

El derecho de visita le asiste a todo buque de guerra para detener en la mar a los buques mercantes neutrales o beligerantes para comprobar la naturaleza y destino de sus cargamentos, pudiendo apresar éstos, o los buques, en caso de tratarse de contrabando de guerra, y a reserva de la posterior decisión de un Tribunal de Presas.

1.12. Delimitación de la frontera marítima Perú – Chile.
1.12.1.Origen y alcances de la norma actualmente aplicable.
La causa del problema bilateral se origina en una interpretación equivocada del segundo párrafo del inciso IV de la Declaración de Santiago de 1952, por la cual los gobiernos de Chile, Ecuador y Perú proclamaron como norma de su política internacional marítima, la soberanía y jurisdicción exclusiva que a cada uno de los tres países les corresponde sobre el mar, su suelo y subsuelo, hasta la distancia de 200 millas.

En efecto, según dicho párrafo, “Si una isla o grupo de islas pertenecientes a uno de los países declarantes estuviere a menos de 200 millas de la zona marítima general que corresponde a otro de ellos, la zona marítima de esta isla o grupo de islas quedará limitada por el paralelo del punto en que llega al mar la frontera terrestre de los Estados respectivos”. Esa disposición fue incluida para resolver el caso de las islas Puná, Santa Clara y otras que, si bien pertenecen al Ecuador, se encuentran también cerca del litoral peruano. La simple lectura del párrafo precitado permite disipar cualquier duda al respecto y confirma el tenor inequívoco del límite del paralelo geográfico, concebido con el carácter de una norma de excepción, que sólo rige en el caso de islas como las descritas.

De allí se desprende, contrario sensu, conforme a las pautas de la hermenéutica jurídica, que en ausencia de aquellas islas corresponde aplicar las disposiciones pertinentes del derecho internacional. En la actualidad, tales disposiciones están contenidas en los artículos 15, 74 y 83 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Según el primero de dichos artículos, relativo a la delimitación del mar territorial entre Estados con costas adyacentes o situadas frente a frente, salvo acuerdo en contrario o la existencia de derechos históricos u otras circunstancias especiales1, ningún Estado tiene derecho a extender su mar territorial más allá de una línea media cuyos puntos sean equidistantes de los puntos más próximos de las líneas de base de los respectivos Estados. El segundo de los referidos artículos establece que (de no existir un acuerdo en vigor entre los Estados interesados), la delimitación de la zona económica exclusiva entre Estados con costas adyacentes o situadas frente a frente se efectuará por acuerdo entre ellos sobre la base del derecho internacional, a que se hace referencia en el artículo 38 de la Corte Internacional de Justicia2, a fin de llegar a una solución equitativa. Y el tercero de los artículos mencionados repite esta fórmula tratándose de la delimitación de la plataforma continental entre Estados con costas adyacentes o situadas frente a frente.

1.12.2.Naturaleza de los instrumentos suscritos.
Hasta el momento en que se escribe este artículo están vigentes entre el Perú y Chile tres instrumentos que contienen algún género de referencias a la línea del paralelo geográfico: la Declaración de Santiago de 1952, el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954, y las Actas adoptadas en 1968 y 1969 con respecto al emplazamiento de torres de enfilación para señalar el límite marítimo y materializar el paralelo que pasa por el Hito N° 1 de la frontera. El examen del contenido de esos tres instrumentos conduce a las consideraciones expuestas a continuación.

Declaración de Santiago de 1952.
Conforme se adelantó bajo el título II del presente estudio, esta Declaración tuvo por objeto proclamar la soberanía y jurisdicción exclusiva de Chile, Ecuador y Perú sobre el mar, suelo y subsuelo adyacentes a las costas de los respectivos países, hasta la distancia de 200 millas. Fue un instrumento de política internacional marítima, no un tratado demarcatorio de las fronteras laterales entre los Estados signatarios. La única referencia sobre aspectos limítrofes es la contenida en el segundo párrafo del inciso IV, cuyo texto –según ya hemos visto- se contrae a definir la zona marítima de una isla o grupo de islas que, perteneciendo a uno de los países declarantes, estén a menos de 200 millas marinas de la zona marítima correspondiente a otro de ellos, como es el caso de las islas Puná, Santa Clara y otras, que motivaron precisamente la inclusión de ese párrafo.

De allí se desprende, sin asomo de duda, que la Declaración de Santiago de 1952 no estableció el límite del paralelo geográfico como norma general para el deslinde de las fronteras marítimas entre los Estados firmantes, aplicable a los mares aledaños a sus respectivos territorios continentales, sino sólo como una excepción de ámbito insular para circunstancias especiales cuidadosamente descritas. Toda excepción (en este caso la línea del paralelo) presupone una regla general en contrario; y según las normas pertinentes del derecho internacional, acerca de las cuales volveremos más adelante-, esa regla -tratándose de Estados cuyas costas son contiguas- dispone que se debe trazar una línea equidistante, o de ser necesario alguna otra que también se ajuste al principio de obtener resultados equitativos, lo que no ocurre con la adopción del paralelo geográfico por las implicaciones que comporta y que ya han sido explicadas. Cualquier interpretación distinta sería ilógica, y en consecuencia improcedente.


CONCLUSIÓN

· En el transcurso de esa aventura fue ampliando más su conocimiento, hasta llegar a etapas en donde marcaron historia que nos acompañaran por siempre; dichas etapas evolucionaron de acuerdo a las necesidades de ese momento y a las inquietudes de los hombres de ese entonces. La técnica se impone a la tradición.
· Hablar del derecho marítimo es hablar de la historia misma de la civilización , las relaciones mercantiles de tipo marítimo se han desarrollado desde edades remotas un sinnúmero de ciudades de la antigüedad de la que podemos citar fenicia desarrollo su modus vivendi bajo los pilares del derecho marítimo y creo lazos de afinidad con otras ciudades por medio de este, las luchas protagonizadas en la historia por el monopolio del mar no han sido pocas, esto se evidencia en que el derecho marítimo o de comercio a motivado distintas naciones, países, pueblos a impulsar guerras y conflictos con la finalidad de manejar el mar.
· La creación del derecho marítimo, para la solución de conflictos ley aplicable es decir jurisdicción competente a marcado un hito fundamental para la vida pacifica internacional, asi como al desarrollo el comercio mercante la creación y positivización de un sinnúmero de clausuras con relación al tema han sido cuestión de debate internacional que sin lugar a dudas ha llevado al clímax del desarrollo comercial entre particulares, la tutela de los derechos comerciales por parte del estado se ha vuelto internacional adoptando convenios internacionales que regulen al mismo.








BIBLIOGRAFÍA

· http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_marítimo
· http://www.monografias.com/trabajos16/armamento-maritimo/armamento-maritimo.shtml
· Compendio de Derecho Marítimo Autor: Ignacio Arroyo Martínez.
· http://www.monografias.com/trabajos36/derecho-del-mar/derecho-del-mar.shtml
· ONU/Convención sobre el Derecho del Mar
· Prof. Antonio Brunetti, Derecho Marítimo, Tomo I, editorial Barcelona, AÑO 1950.
· Michael Crawford, fuentes para el estudio de la historia antigua, editorial taurus, año 1996.
· Santiago Montero Diaz, estudios de la historia antigua y medieval, editorial de la universidad complutense de Madrid, año 1988.
· http://www.apdm.org.pe/
· http://www.derechomaritimo.info/pagina/oit.htm. Por José Antonio Pejovés Macedo

0 comentarios:

CHAPTER ONE


“MY DEAR boy, have really thought this through? Signora Lucia Calvani`s face was full of concern as she watched he son lock the suitcase. He gave her a brief smile, warmer for her than for anyone else, but he didn`t pause. ‘What is there to think through, Mamma? In any case, I’m doing what you required of me. Nonsense! You never do anything except to suit yourself. She retorted with motherly skepticism. True, but it suits me to please you, Marco replied smoothly. You wanted a union between myself and the granddaughter of your old friend, and I consider it suitable. If you mean that you like the idea kindly say so, and don’t address your mother like a board meeting, Lucia said severely. I’m sorry. He kissed her cheek with a touch of genuine contrition. But since I’m doing as you wished I don’t understand your concern. When I said I`d like to see you marry Etta`s granddaughter I was thinking of Olympia, as you well know. She`s elegant, sophisticated, knows all the right people in Rome, and would have been an admirable wife. I disagree. She`s frivolous and immature. Her sister is older and, I gather, has a serious mind. She`s been raised English. She may not even speak Italian. Olympia assures me that she does. Her pursuits are intellectual, and she sounds as if she might well suit my requirements. Suit you requirements? His mother echoed, aghast. This is a woman you`re discussing, not a block of shares. It`s just a way of talking, Marco said with a shrug. Have I forgotten to pack anything? He looked around his home which was at its best in the brilliant morning sun that came in through the balcony window. He stepped out for a moment to breathe in the fresh air and enjoy the view along the Via Veneto. From this apartment on the fifth floor of an elegant block he could just make out St. Peter`s in the distance, and the curve of the River Tiber. In the clear air he caught the sound of bells floating across the city, and he paused a moment to listen and watch the light glinting on the water. He did this every morning, no matter how rushed he might be, and is would have surprised many people who thought of him as a calculating machine and nothing else. The inside of this home, however, would have reinforced their prejudices. It was costly but Spartan, without any softening touch, the home of a man who was enough unto himself. The cool marble of the floors gleamed. The furnishings were largely modern, adorned with one or two valuable old vases and pictures. It was typical of Marco that he had chosen to live in the centre of Rome, for his heart and mind, his whole presence were Roman, Height, bearing and the unconsciously arrogant set of his dead all spoke of a man de scended from a race of emperors. Nor was if far-fetched to see him as one, for were not international bankers the new emperors? At thirty-five he lorded it over his contemporaries in the financial world. Buying, selling, merging, making deals, these were the breath of life to him, and it was no accident that he spoke Of his prospective marriage in a businesslike way that scandalized his mother. Now he gave her his most charming smile. ‘Mamma I wonder that you dare to reprove me when you yourself proposed the merger. Well somebody has to arrange proper marriages for this family. When I think of that old fool in Venice, getting engaged to his housekeeper. By old fool I take it you mean my Uncle Francesco, Count Calvani, the head of our family, Marco said Wryly, Being a count doesn’t stop him being an old fool, Lucia Said robustly, And being his heir doesn´t stop Guido being a young fool, planning to marry an English woman. But Dulcie comes from a titled family, which is very proper, Marco murmured. He was teasing his mother in his dry way. A titled family who`ve blown every penny on gambling. I´ve heard the most dreadful stories about Lord Maddox, and I don´t suppose his daughter´s much better. Bad blood will tell. Don´t led either of them hear you criticizing their ladies, Marco warned her. There’re both in a state o positively imbecile devotion, and will resent it. I’ve no intention of being rude. But the truth is the truth. Someone has to make a good marriage, and there’s no knowing what that bumpkin in Tucany will do. Marco shrugged, recognizing his cousin in this description. Leo probably won’t marry at all. There’s no shortage of willing females in the area. I gather he’s very much in demand for brief physical relationships on account of. There’s no need to be coarse. Lucia interrupted him firmly. 'If he won't do his duty, all the more reason for you to do yours. 'Well, Tm off to England to do it. If she suits me, I’ll marry her.' 'And if you suit her. She may not fall at your feet.' 'Then I shall return to you and report failure. He didn't sound troubled by the prospect. Marco had found few women who were unimpressed by him. Olympia, of course, had tumed him down, but they'd known each other since childhood, and were too much like brother and sister. 'I worry about you,' Lucia said, studying his face and trying to discern what he was really thinking. 'I want to see you with a happy home, instead of always wasting yourself on affairs that don't mean anything. If only you and Alessandra had married, as you should have done. You could have had three children by now.' 'We were unsuited. Let's leave it there.' His voice was gentle but the hint of warning was unmistakable. 'Of course,' Lucia said at once. When Marco's barriers went up even she knew better than to persist. 'It's time I was leaving,' he said. 'Don't worry, Mamma. I'm simply going to meet Harriet d'Estino and form an impression. If I don't like her I won't mention the idea. She won't know anything about it.' As he boarded the plane for London Marco reflected that he was behaving unlike himself. He believed in thinking things through, but he was committing an impulsive action. An apparently impulsive action, he corrected the thought. He was an orderly man who lived an orderly life, because success flourished from good order. That meant stability, the correct action performed at the correct time. He'd intended to marry at thirty, and would have done so if Alessandra hadn't changed her mind. That thought no sooner lived than he killed it. Everything concerning his aborted engagement, including the emotional fool he'd made of himself, was past and done. A wise man learned from experience, and he would never open himself up like that again. His mother's suggestion of a sensible marriage had been a godsend. To found a family, without involving his heart suited him exactly. He arrived in London in the late afternoon, taking a suite at the Ritz and spending the rest of the day online, checking various deals that needed his personal attention. The five-hour time difference between America and Europe was too useful to be missed, and it was past mid-night before he was through. By that time the Tokyo Stock Exchange was open and he worked until three in the morning. Then he went to bed and slept for precisely five hours, efficiently, as he did everything. This was how he spent the night before meeting the woman he was planning to make his wife. He breakfasted on fruit and coffee before setting out to walk the short distance to the Gallery d'Estino. He judged his time precisely arriving at a quarter to nine, before it was open. This would give him a chance to form an im­pression of the place before meeting the owner. What he saw, he approved. The shop was exquisite, and although he could discern little of the merchandise through the protective grilles over the windows, what he could make out seemed well chosen. His mental picture of Harriet d'Estino became clearer: a woman of elegance, mental elegance, as well as intellect. He began to warm to her. The warmth faded a little as nine o'clock passed with no sign of the shop opening Inefficiency. The unforgivable sin. He turned and collided with someone who yelled, 'Ouch!' 'My apologies,' he murmured to the flustered young woman who was hopping about on the pavement, clutching one foot. 'It's all right,' she said, wincing and nearly losing her balance until Marco took hold of her. "Thanks. Did you want to go in?' 'Well it is past opening time,' he pointed out. 'Oh, gosh yes, it is, isn't it. Hang on, I’ve got the key.' While she scrabbled through a large collection of keys he studied her and found nothing to approve. She wore jeans and a sweater that looked as though they'd been chosen for utility, and a blue woollen hat that covered her hair completely. She might have been young. She might even have been attractive. It was hard to tell since she looked like a worker on a building site. Harriet d'Estino must be desperate for staff to have employed someone so gauche and clumsy. After what seemed like an age she let him in. 'Just give me a moment,' she said, dumping her pack-ages and starting work on the grilles. "Trien you can have all my attention.' 'Actually I was hoping to see the owner.' 'Won't I do?' I’m afraid not.' The young woman grew suddenly still. Then she shot him a nervous glance and her whole manner changed. 'Of course, I should have realised. How stupid of me. It's just that I'd hoped for a little more time—that is, she hoped for a little more time—I'm afraid Miss d'Estino isn't here just now.' 'Can you tell me when she will be here?' Marco asked patiently. 'Not for ages. But I could give her a message.' 'Could you tell her that Marco Calvarú called lo see her?' Her eyes assumed the blankness of someone who was playing 'possum'. Who?' 'Marco Calvani. She doesn't know me but—' "You mean you're not a bailiff?' "No,' Marco said tersely, with an instinctive glance at his Armani suit. Tm not a bailiff.' 'You're sure?' ;I think I'd know if I was a bailiff.' 'Yes,' she said distractedly. 'Of course you would, And you're Italian, aren't you? I can hear your accent now. It's not much of an accent, so I missed it at first.' I pride myself on speaking other languages as correctly as possible,' he said, enunciating slowly. 'Would you mind telling me who you are?' 'Me? Oh, I'm Harriet d'Estino.' 'You?' He couldn’tí keep the unflattering inflection out of his voice. Yes. Why not?' 'Because you just told me you weren't here.' 'Did I?' she said vaguely. 'Oh—well—I must have got that wrong.' Marco stared, wondering if she was mad, bad or merely half-witted. She pulled off the woolly cap, letting her long hair fall about her shoulders, and then he realised that she was speaking the truth, for it was the same rich auburn shade as Olympia's hair. This was the woman he'd been considering as a wife. He took a deep cautious breath. Harriet was watching him, frowning slightly. 'Have we met before?' she asked. ‘I don't believe so.' 'It's just that your face is familiar.' 'We've never met,' he assured her, thinking that he would certainly have remembered. I’ll make us some coffee.' Harriet went into the back of the shop and put on the coffee, annoyed with herself for having made a mess of everything after Olympia's warning. But she'd half convinced herself that Marco wouldn't bother coming to see her, and her mind had been so taken up with worries about her creditors that she'd had little time to think of other things. As an expert in antiquities Harriet had no rival. Her taste was impeccable, her instincts flawless, and many an imposing institution accepted her opinion as final. But somehow she couldn't translate this skill into a commercial profit, and the bills were piling up. The coffee perked and she brought herself back to reality. She would have given anything not to have betrayed her money worries to this man, but perhaps he hadn't noticed. Then he appeared beside her and she became distracted by the resemblance. Just where had she seen him before? She'd promised Olympia not to let Marco suspect that she'd been forewarned, so it might be safest to play dumb for a while. It was a melancholy fact, she'd discovered, that if you pretended to be really stupid people always believed you. 'Why did you want to see me, Signor—Calvani, was it?' 'My name means nothing to you?* Tm sorry, should it?' I’m a friend of your sister Olympia. I thought she might have mentioned me.' "We’re only half-sisters. We grew up far apart and don’t see each other often,' She added casually, 'How is she these days?' "Still the beautiful social butterfly. I told her I'd look you up while I was in London. If it's agreeable to you we might spend this evening together, perhaps go to a show and have dinner afterwards.' "That would be nice.'
What kind of show do you like?' I’ve been trying to get into Dancing On Line, but the seats are like gold-dust and tonight *s the last perfor­mance/"I think I might manage it, just the same.' She was conscience stricken If you're thinking of the black market, the tickets are going for thousands. I shouldn't have said anything.' ‘I shan't need to resort to the black market,' he said, smiling-She regarded him with something approaching awe. 'You can get seats for this show, at a moment's notice?* 'I can’t afford to fail now, can I?' he remarked, somewhat wryly. 'Leave it to me. I'll collect you here at seven." 'Fine. And we can always go to a different show. I really don't mind.' 'We shall go to this show and no other,' he said firmly. 'Until tonight.' 'Until tonight,' she said a trifle dazed. He turned to the door, but stopped as though something had just occurred to him. 'By the way, I believe in mixing business with pleasure. Perhaps you would look at this and value it for me.'

0 comentarios:

Copyright © 2013 Pedrocornejo.com